Sociedad de la información

En Internet se puede hacer prácticamente de todo: trabajar, comprar, conocer personas, tener una pareja, investigar, estudiar, pagar cuentas y la lista es infinita. Se puede invertir gran cantidad de tiempo en la web y, también, hacer grandes cantidades de dinero sin salir de casa; el Internet es un canal de comunicación, una red de información y una ventana al otro lado del mundo: acorta distancias por la universalidad del término.

En Internet se puede hacer prácticamente de todo: trabajar, comprar, conocer personas, tener una pareja, investigar, estudiar, pagar cuentas y la lista es infinita. Se puede invertir gran cantidad de tiempo en la web y, también, hacer grandes cantidades de dinero sin salir de casa; el Internet es un canal de comunicación, una red de información y una ventana al otro lado del mundo: acorta distancias por la universalidad del término.

Como una iniciativa de la Asociación de Usuarios y la Sociedad de Internet, en 2004 se decidió celebrar el Día de Internet para conmemorar con una fecha anual este servicio que se ha convertido de primera necesidad.

Celebrado por primera vez el 25 de octubre de 2005, fue durante la Cumbre de la Sociedad de la Información, realizada en Túnez, que se decidió cambiar la fecha, con aprobación de la ONU, y se estableció, oficialmente, el 17 de mayo como el Día de Internet.

La fecha se celebra en distintos países alrededor del mundo como: Perú, Chile, Paraguay, Argentina, Uruguay, España, Colombia y, por supuesto, México donde se llevan a cabo distintas actividades que cumplen con los objetivos de la fecha: que hagan partícipes de la Sociedad de la información a los discapacitados o a quienes no cuentan con acceso al servicio, que los festejos se realicen el 17 de mayo y que se reporten en diadeinternet.org.

El Día de Internet es la oportunidad anual para dar a conocer las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para mejorar el nivel de vida de los pueblos.

La celebración es, también, una fecha de reflexión sobre la dependencia y la imposibilidad de algunos para accesar a las nuevas tecnologías y que, por lo tanto, muchas veces se quedan fuera de los beneficios, mismos que contrastan con la necesidad de otros por estar conectados en todo momento; convierten al Internet en una vía para la socialización y una forma de gestionar sus actividades desde un ordenador.