Los mejores ejercicios para hacer en la playa

Todas las mañanas mientras me hospedaba en uno de los hoteles en Acapulco vi a mucha gente que le gusta hacer ejercicio aunque esté de vacaciones, lo que me parece perfecto para mantenerse en forma y no les cueste trabajo volver a hacerlo cuando regresen a sus casas. Por eso decidí hacer esta entrada, para decirte cómo puedes ejercitarte en el hotel donde hayas decidido quedarte o en la misma playa. No es necesario que vaya a algún gimnasio.

Lo más fácil de hacer es que puedes salir a correr a la playa, ya sea que lo quieras hacer con o sin tenis. Si decides hacerlo descalzo sólo debes tener cuidado de no pisar algún objeto o piedra que se encuentre en el camino y te puedas lastimar. Si lo haces a una hora temprana del día, trata de que sea cuando el sol todavía no ha salido, así no sufrirás con el exceso de calor y te durará más la energía para correr más kilómetros. Si deseas ponerle mayor intensidad al asunto, te recomiendo que salgas descalzo a la playa y corras en el mar, es decir, con tus pies sumergidos hasta la altura de la mitad de la pantorrilla, para tener que hacer el esfuerzo de sacarlos del agua y mantener un ritmo de medio a rápido, esto le dará fuerza a tus pies y será un gran ejercicio cardiovascular.

Siguiendo con los ejercicios en el mar o en la arena, el que te voy a recomendar es que busques zonas en las que la arena esté en subida y corras como si fuera una pendiente. La pesadez de la arena lo hará más complicado, pero también te dará mayor fortaleza en las piernas. Si eres más acuático, vete al océano, a una zona donde el agua te llegue a la cadera y haz sentadillas, lo complicado de este asunto es subir, pues tendrás que competir con la dureza del mar y la pesadez de tu cuerpo y ropa a la hora de que se empapan.

Los siguientes ejercicios son para que los realices en la alberca del hotel. El más normal es cruzar lo largo o ancho de la alberca, varias vueltas y es un gran ejercicio de cardio, el cual te ayuda a mejorar tu condición física, te ayuda a marcar espalda, brazos y piernas, obviamente si es una actividad que realizas constantemente. Otro que podrías hacer es irte a una de las orillas y hacer fondos, con tu cuerpo metido en el agua. Sube y baja en series de 10 o 15, la pesadez del agua hará la función de las pesas que sueles ponerte en el gimnasio para realizar esto. Tus tríceps te lo agradecerán en un futuro.

Así que ya lo sabes, estar de vacaciones no significa que tengas que dejar el ejercicio de lado y todo lo que has logrado con tu cuerpo lo eches a perder por el exceso de ingesta de alimentos y alcohol. Mantente en forma y aprovecha las mañanas del paradisiaco lugar que hayas elegido. ¡Venga!