El Hierro de Escandinavia

Hace unos días encontré vuelos baratos  – característicos aquí en Europa-  por donde decidí  volar a Noruega desde aquí de Escocia, debido  a que hacia tiempo que no estaba en lo que se considera el país más avanzado en Escandinavia, algo que no es poca cosa, además de ser un país  muy hermoso en todos los sentidos, aunque debo decir que ha sido afectado recientemente por los efectos de la migración musulmana impuesta por el gobierno de Brúcelas.

Mi viaje consistió en visitar algunos puertos como Bergen y Narvik, puertos que no solamente son hermosos en si mismos sino que sus alrededores montañosos son difíciles de explicar con palabras ya que uno tiene que estar ahí para comprender  el verdadero significado de la palabra belleza.

Durante este viaje, estuve en lugares muy históricos donde cosas muy importantes sucedieron tal y como fue la contienda por Noruega durante la Segunda Guerra Mundial, un conflicto del cual no se habla mucho por alguna razón en particular que no conozco, algo que me parece verdaderamente extraño debido a que fue en Noruega y en sus mares donde se inicio la Segunda Guerra Mundial entre los aliados y los nazis, no en Polonia como muchas personas tienen la idea.

La contienda entre la Alemania Nazi y los aliados por Noruega fue una de suma importancia estratégica ya que quien obtuviera control de este país primero controlaría las operaciones del Mar del Norte, siendo esto algo que podría decidir el rumbo de la guerra.

La razón por la cual los aliados –principal y originalmente Winston Churchill- querían tomar control de Noruega, se debía a  dos razones principales: Interceptar de manera legar los suministros de hierro de Suecia para Alemania y mantener el punto de fuga del conflicto lejos del continente Europeo, particularmente lejos de Franca, y en el mar donde la Marina Real Británica siempre tuvo ventaja sobre los alemanes durante todo el conflicto.

Si esta misión se hubiera podido cumplir con éxito, la Alemania Nazi se hubiera quedado sin suministros de hierro vitales para la continuación de la guerra y se hubiera tenido que rendir, por lo que era absolutamente necesario tomar la iniciativa. Además, si es que los alemanes pudiesen controlar  Noruega, podrían dominar el flujo de suministros en el Mar del Norte mediante la implementación de operaciones submarinas.

Desde que Hitler invadió Polonia, Winston Churchill había decidido que era imperativo tomar control de Noruega lo más pronto posible, sin embargo el congreso aliado no veía el valor estratégico de dicha nación, además que el gobierno  Noruego quería permanecer neutral y no provocar a los alemanes con presencia británica en sus tierras. Por esta razón tardo mas de ocho meses en poder lanzarse operaciones en aquel país.

Al el gobierno Nazi ver estos titubeos, lanzaron una operación relámpago vía Dinamarca donde rápidamente tomaron control de Sucia y entraron en Noruega por la fuerza  tomando control del lejano norte y sus vitales suministros industriales que les serian tremendamente útiles en la futura guerra con la Unión Soviética, quien había recientemente peleado contra Finlandia  muy cerca de ahí.