Mi sueño hecho realidad

Lo que pasa dentro de nuestras mentes es impresionante pero lo que sucede dentro mientras dormimos eso es algo que a cualquiera le gusta porque es algo tan real cuando los sueños te llevan a otras partes sobre todo si son lugares conocidos, una vez soñé que estaba en alguno de los hoteles en Cancún y podía sentir el calor húmedo percibía la brisa pasar por mi rostro  y escuchaba la marea subir y bajar golpeando las rocas pero cuando desperté descubrí que solo era un sueño.

Sí, los sueños son increíbles, son lo que nos hace descansar de los días y nos ayuda a embellecernos pero nada se compara con la realidad con esas sensaciones y esos sentimientos auténticos que todos conocemos y experimentamos siempre pero cuando llegamos a combinar la realidad con los sueños se crean cosas que muchas personas disfrutan en estos momentos a que va todo esto bueno pues para saberlo tengo que contar otro de mis sueños una noche cuando me fui a dormir comencé a soñar que estaba en un equipo, este equipo  y yo teníamos una misión muy compleja tenía que ver con salvar nuestras vidas y la del mundo en el que estábamos pero había muchas dificultades con eso, nos llevó a caminar por grandes escenarios lugares confusos y otros conocidos a la vez, al final, antes de poder lograr nuestra misión desperté pero eso me llevo a pensar y a empezar a desarrollar una idea.

Comencé a estudiar, repasar empecé a trabajar por horas y horas en la computadora invertí todo mi esfuerzo junto con mi dedicación sobre todo el detallismo necesario hasta que por fin quede conforme con mi proyecto y estaba muy contento ya que había plasmado mi sueño en ello así desarrolle un auténtico videojuego con mi visión entonces lo mostré principalmente a mis familiares y se asombraron con mi creación yo al ver la aceptación de este empecé a buscar no quería guardármelo solo para mi así que contacte a más de una empresa pero todas estas al escuchar mi edad me rechazaron. Pero no me rendí seguí y seguí intentando hasta que pude contactar a una empresa que decidió aceptar mi propuesta al principio dudaron pero logre convencerlos entonces firmamos contratos y comenzaron a vender mi juego era grandioso por fin había logrado mi propósito.

La publicidad llamo mucho la atención de muchos jóvenes y así empezaron a conseguirlo descargándolo e instalándolo en cualquier dispositivo fue la sensación de los gamers todos lo querían tener, se convirtió en el videojuego más popular de todo el año y no paro ahí gracias al éxito gigantesco de este varias de las empresas que me habían rechazado anteriormente querían asociarse conmigo y después de tantos negocios pude emprender mi propia empresa y marca con, esto pude desarrollar más de mil juegos populares colocándose entre los más populares de todos.

Hoy gracias a mi empresa puedo vivir cómodamente, ahora recordando todo mi pasado decidí fundar una escuela para que los jóvenes con grandes aspiraciones puedan seguir sus sueños y desarrollar sus ideas para ayudarlos a crear una realidad, he ayudado a decenas de estudiantes con sus metas con ello logre inmortalizar mi nombre quedando en la memoria de esos jóvenes, pero mi alegría más grande es ver como mi familia se llena de orgullo por todos mis logros.

Monty y Auchinleck

El día de ayer llegue a uno de los hoteles en Acapulco que más frecuento para pasar el puente del 16 de Septiembre, como le hago casi todos los años, menos cuando no me encuentro en México que puede suceder en cualquier momento. Esto es un gran respiro para mí y para mi familia.

El día de hoy, al estar en la piscina tomando una margarita,  vi un barco entrar al mar de Acapulco con características de buque de carga y todas la huellas que deja el océano en las embarcaciones de largo viajo. El nombre del buque era “Alamein”  un nombre que dice mucho por sí mismo. Al averiguar con mis contactos en la bahía, me entere que en efecto ese buque venía desde algún lugar en el norte de África ergo el nombre.

El nombre Alemein fue inmortalizado por la épica batalla que se libró en el norte de África  (Octubre 23-1942) entre las fuerzas del eje –alemanas e italianas-  y las fuerzas británicas, donde los ingleses aplastaron a sus contrincantes  por primera vez desde el comienzo de la guerra en 1939  ya que los británicos no habían conocido nada más que derrota tras derrota hasta entonces. Winston Churchill dijo “Antes del Alemein no conocimos nada más que derrota, tras ella, nada más que victoria.”.

La batalla del Alemein fue dirigida por el inmortal general Bernard Montgomery, donde quirúrgicamente desmantelo a Rommel –general alemán – algo que nadie había podido lograr hasta el momento, habiendo sido el quien derroto a los aliados en la batalla de Francia de 1940.

Durante todo el año de 1942 e inclusive desde el 1941 cuando los alemanes aterrizaron en Tunes -para reforzar a sus aliados italianos quienes habían sido derrotados decisivamente por los ingleses en Trípoli – el avance de Rommel  había sido  prácticamente imparable, debido a su tremenda habilidad para maniobrar a sus tanques en el terreno abierto y de atacar siempre donde menos se esperaba, consiguiendo victoria tras victoria.

En esos días obscuros para el imperio británico, el general al mando de todo el cuerpo de África del  norte  y medio oriente era Claude Auchinleck quien había podido de vez en vez pegarle a Rommel dolorosamente pero nunca decisivamente. Por esta razón Winston Churchill tuvo que volar al frente de África para ver qué era lo que sucedía y cambiar la situación. El general Claude le dijo a Winston que estaba completamente seguro que se voltearían los papeles a su debido tiempo. Sin embargo, el imperio británico necesitaba una victoria pronto porque las cosas estaban difíciles. Por esta razón Churchill remplazo a Claude Auchinleck con Bernard Montgomery.

Hay muchos que dicen que la fórmula de derrotar a Rommel era de Auchinleck y que Monty –Montgomery- simplemente la tomo. Sin embargo esto es falso, ya que los planes de Claude eran ofensivos y había órdenes de retirada hasta el Canal de Suez. Mientras que los planes de Montgomery eran defensivos y sin posibilidad de retirada.